11 enero 2016

conserva de salsa de tomates con berenjenas, zucchini y pimientos

la identica ricetta in Italy icon


Pensando en mis familiares del hemisferio sur :
Hoy les presento la conserva tradicional que se prepara desde añares en esta zona. Es el conjunto de todo lo que se encuentra, en todos los huertos, en pleno verano: el famoso "ciabotto", que en este caso abunda de salsa de tomates.... una manera antigua para conservar las verduras durante el invierno. De comer calentado en las noches frías con tanto pan, o al mismo tiempo para condimentar la pasta..
A mi lo ha enseñado mi suegra y yo la comparto con ustedes.

Los ingredientes que nos sirven para preparar, más o menos unos 10 frascos, son:

Tomates 4 - 5 Kg; berenjenas 5; zucchini 5; pimientos verdes 5; cebollas grandes 4; ajos 4 dientes; perejil 1 manojo; aceite de oliva y sal.
Las cantidades son aproximativas, mucho depende del tamaño de las verduras.






Comenzamos lavando los tomates y las verduras. Ponemos a hervir en una cacerola agua y apenas hecha el hervor volcaremos un poco a la vez los tomates dejándolos unos 5 minutos, justo el tiempo de reblandecer la piel. Los escurrimos bien y apenas se han entibiado los cortamos en pedazos para luego pasarlos al pasaverduras; utilicen siempre el disco con los agujeros más grandes, la salsa vendrá más espesa.
Ponemos la pasada de tomate así obtenida en una cacerola de barro a cocinar lentamente, por dos horas, con aceite de oliva dando vuelta de vez en cuando..

Mientras tanto cortamos los pimientos y los hacemos sofreír con aceite y los ajos en una sartén. Aparte haremos sofreír las berenjenas cortadas en tiras con ½ cebolla cortada y,

siempre eparadamente en otras sartenes, los zucchini y las cebollas.
Una vez que la salsa de tomate está casi lista le añadimos todas las verduras, salamos y dejamos otros 10 minutos sobre la llama lenta.
Ahora estamos listos para volcar, con mucho cuidado, la conserva en los frascos de vidrio cerrandolos herméticamente y acomodándolos, de uno a uno, mientras los vamos llenando en la "cuna",  que hemos preparado forrando el interior de una caja de madera o de plástica con manteles, cubriendo al final los frascos con una frasada para qué mantenga el calor.


 

Los dejamos dormir al calorcito por toda una noche y al día siguiente están listos para ser conservados y......

La próxima les diré como utilizar esta conserva con los huevos!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario