19 noviembre 2014

dulce de membrillo casero

la identica ricetta in Italy icon
Se muy bien que como fechas estoy un poco en retraso publicando esta receta, como siempre el tiempo para escribir es muy tirano!, pero por si a caso todavía alguien tiene guardado un membrillo entre sus cajones se puede poner a la obra, en caso contrario el año que viene ya sabrá que hacer con él, les diré más, les aconsejo de anotárselo para no olvidarse.
Hay tantos productos típicos argentinos que no se consiguen aquí en Italia, o por lo menos aquí en la zona donde vivo. Entre ellos está el "dulce de membrillo",  dulce tradicional argentino que non solo viene utilizado para preparar dulces sino que también viene consumido así solo, después de las comidas como postre y si después lo acompañamos a un queso fresco se vuelve toda una obra de arte!.
Este año, teniendo la fruta fresca, he querido intentar hacerlo en casa, el resultado ha sido bueno, hasta he recibido las felicitaciones de parte de mi tía argentina!!!
He visto distintos procedimientos para prepararlo, les cuento a la fin como lo he echo y los ingredientes que he utilizado:

membrillos 1 kg; manzanas 2; azúcar 800 gr; vino blanco ¼ de vaso; jugo de ½ limón; canela en polvo.
El peso del membrillo lo he calculado después de haber pelado la fruta, quitado el corazón y las partes que no estaban en buen estado.

He cortado los membrillos, después de haberlos limpiado, en pedacitos, lo mismo he hecho con las manzanas; he puesto todo en una cacerola cubriéndolos con el azúcar y los he mojado con el jugo del ½ limón dejándolos a macerar por toda una noche. La fruta con el azúcar suelta su líquido.
Al día siguiente he puesto la cacerola sobre el fuego a llama viva y una vez que ha comenzado a hervir he agregado una espolvoreada de canela y el vino blanco. He dejado evaporar y a ese punto he bajado la llama revolviendo seguido.


Cuando la fruta se ha puesto blanda he quitado la cacerola del fuego y con el auxilio de la licuadora a inmersión la he licuado hasta que se ha vuelto como un puré.
He puesto nuevamente la cacerola sobre el fuego, a llama baja, y he dejado cocinar todavía, girando seguido, hasta cuando ha comenzado a pegarse contra las paredes de la cacerola.... como siempre he hecho la prueba del platito: he puesto un cucharita del membrillo y he inclinado completamente el platito, si queda pegado está listo!!


A este punto lo he volcado en unos recipientes de vidrio dejando enfriar a temperatura ambiente y una vez fríos, dos los he cubiertos bien mientras el tercero, con la ayuda de un cuchillo, lo he desmoldado y comido inmediatamente, sin decir  BUON APPETITO a nadie!!!.

Dos cosas antes de terminar:
•  No me pregunten porqué vino así de clara; al principio había pensado que todo dependía por el echo que había puesto poca azúcar, después, como todos, he ido a la búsqueda de una respuesta en internet, pero lo que he encontrado era tan contradictorio uno con el otro, que me vino la duda que alguien supiera más que yo!
•  He hecho también unas mermeladas con el membrillo, pero esto sí, lo veremos el año próximo!
• Una curiosidad, aunque si sé que no es indicado hablar de esto mientras se come......, el membrillo es muy indicado para quien tiene problemas intestinales, para decirlo delicadamente tiene propriedades astringentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario