11 junio 2014

alcachofas, propiedades

se vuoi leggerlo in Italy icon
Se muy bien que he puesto demasiada carne al fuego (la usan también ustedes esta expresión?!), y de no lograr contarles todo lo que quisiera,  lo que hago, lo que sé, lo que descubro y lo que aprendo en cada página que he armado, y cuando lo logro llego, muy seguido, después del tiempo.......no es así simple coordinar el que hacer "concreto" de cada día con el ponerlo sobre una hoja, mejor dicho sobre la pantalla...se necesitarían muchas más horas en cada día!!
Remedios naturales está muy atrasado, ni hablar de otras páginas donde aún no he logrado escribir nada...... ténganme paciencia gente, mucha paciencia.....

Mientras tanto hoy, donde todavía las plantas de alcachofas tienen hojas, veamos que poder hacer con ellas, porqué, si es verdad que comemos las flores de esta hortaliza, esto no quiere decir que debamos descuidar las hojas o las raíces:

La alcachofa es una hortaliza con múltiplas virtudes y es eficaz contra numerosas molestias, en particular del aparato digestivo....muy famoso y conocido el licor italiano digestivo que toma el nombre justo de esta planta: Cynara scolymus.
Son justo las substancias amargas de esta planta las que tienen en sí todas las propiedades útiles, de usar en forma de tisana, como tratamiento preventivo para quien tiene problemas de insuficiencia hepática o renal; cálculos biliares; en los casos de valores altos en la sangre de colesterol; exceso de urea; gota.
No descuidemos que la alcachofa poseen una buena cantidad de calcio, de magnesio, de potasio y de hierro, a parte de ser rica de fibras que ayudan a regularizar nuestro intestino.
Como experiencia personal y familiar les puedo contar que la he utilizado también en problemas de glucemia alta, naturalmente, en los valores altos,  siempre como soporte a la cura tradicional; como depuración del organismo y también como discreto efecto adelgazante (naturalmente estando cuidados a aquello que se come!!) siendo un óptimo diurético.

Para preparar la tisana necesitamos más o menos 5-6 hojas frescas (espero que se comprenda la grandeza de las hojas en la foto; en el caso contrario les digo que son medianas!) que iremos a poner en una cacerola  con 1½ litro de agua fría. Llevamos a ebullición y dejamos hervir por 1 minuto, apagamos el fuego y dejamos descansar por 10 minutos, filtramos y bebemos  tres vasos después de las comidas (desayuno, almuerzo y cena) por al menos unos diez días. Y visto el calor que hace pueden poner la tisana adentro de una botella y conservar en la heladera o nevera.

He escuchado quien utiliza las hojas secas ene la proporción de 1-2 cucharitas en una taza d agua fría,  efectuando siempre el mismo procedimiento anterior; pero, personalmente, no sé decirles el resultado. 

Para quien tiene problemas de artritis o reumáticos  puede recurrir al uso de las raíces: por cada litro de agua usaremos 30 gr. di raíces de alcachofa, llevamos a ebullición y dejamos hervir por 5-7 minutos. Dejamos descansar por 10 minutos, filtramos y bebemos lejano de las comidas por lo menos por dos-tres semanas.

Una atención particular, con respecto a la alcachofa en sí, deben tenerlas las madres lactantes: la alcachofa debe ser consumida con mucha moderación; dado que su sustancia rendirá la leche amarga, menos fluida y abundante!

Como siempre les digo que, para construir esta página, espero también vuestros "remedios del la nonna".........
MANOS A LA OBRA!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario