30 agosto 2013

Cornalitos en adobo fritos o al horno



        la identica ricetta in Italy icon
Viernes, día de pescado!
Hoy he comprado los cornalitos!!!!, pescado ya tan difícil de encontrar y aún menos frescos. Creo que quizás la causa se debe al echo que son pescados que entran en la categoría de los peces "pobres", (aquí en Italia los llaman así), y no encuentran  un grande mercado de compra..... dejando el lugar a los pescados más "prestigiosos", .......o quizás la culpa es de atribuir a nuestros mares siempre más contaminados!!!
Bueno, volvamos a nuestros cornalitos, hoy los preparo sea fritos que al horno.



Más allá de los cornalitos, nos servirán  huevos, harina, perejil, aceite para freír y sal.
Antes de todo lavamos muy delicadamente los cornalitos y los dejamos escurrir.
Preparamos la masa para rebozar: batimos los huevos con una pizca de sal fina y despacito, despacito le vamos incorporando la harina, teniendo cuidado que no se formen grumos;  a este punto agrego un poco de agua efervescente bien fría para obtener un resultado más mullido y por ùltimo el perejil picado. Incorporo los cornalitos y los envuelvo delicadamente  en la masa.




         

  
Un consejo si tenemos bastante paciencia podemos quitarle las cabezas con los interiores si no nos gusta ese sabor un poco amargo que tienen.

Ponemos una sartén con el aceite sobre el fuego y, ayudándonos con una cuchara, cogemos pequeñas porciones que iremos a hacer resbalar en el aceite, dándolos vuelta.  Los acomodamos sobre  el papel absorbente para después servirlos con una buena ensalada fresca.



Dado que intento siempre evitar de freír, cosa que tanto le gusta a mi marido, esta misma preparación  la vuelco en una fuente, espolvoreo la superficie con un poco de pan rallado y rocío con aceite. Paso en el horno por algunos minutos debajo del grill y........ 


 lo sé que no es lo mismo.......... pero es igualmente bueno!!!! 

29 agosto 2013

verdolaga con remolacha y huevos duros en ensalada

  la identica ricetta in Italy icon
Muchas veces tengo una grande confusión acerca de esas que son mis orígenes, a veces hay ciertos enrollos y este es uno de esos.......esta vez ha surgido la parte salernitana que se ha mezclado con la parentela de Foggia y actualizado con un toque argentino....!!! Veamos que es lo que he producido!!!


Para esta receta nos servirá:

  un puñado de verdolaga (apenas cosechada posiblemente), remolacha cruda o cocida, huevos duros, mayonesa, limón, aceite de oliva y sal.
Primero de todo lavamos e dejamos escurrir bien la verdolaga, que iremos a colocar en un bols y las condimentamos con sal, aceite de oliva y jugo de limón ( a quién le agrada puede agregar unas gotas de vinagre) . Rallamos las remolachas y picamos los huevos. 
 A este punto unimos a la verdolaga la remolacha y la mayonesa. Revolvemos bien, si es necesario agregamos más mayonesa, hasta que quede bien amalgamado todo.
Espolvorizamos con los huevos picados y la suerte está echada.   


Quizás ahora me preguntarán que es la verdolaga...... más allá de ser vendida como planta ornamental en todos los negocios de flores, antes de todo es una planta rustica muy valiosa y nutriente, que crece espontanea en el huerto y en los campos, aparte de ser una buena hierba medicinal, entre las varias es rica en omega-3.
Viene usada desde la antigüedad, en las regiones del mediterráneo, para preparar ensaladas o cocinada como una normal verdura: al vapor o salteada, utilizando sea los tallos, las hojas y las flores. Es muy rica para hacer con ella tortillas y para............ no!, esto no se los digo.......será una de las próximas recetas!

BUON APPETITO!!!!!   




27 agosto 2013

Limoncello, hecho en casa

la identica ricetta in Italy icon
Dado que en la vida no se vive de solo "pastas"....(dice mi hermano) me parece más que apropriada esta receta que, muy generosamente, mi cuñada ha enseñado a toda mi familia en los varios viajes que han hecho viniendome a visitar. Ella es una muy buena maestra, sobre todo en esta preparación, y con su permiso, ahora yo la comparto con ustedes.

 El verdadero Limoncello nace en la regiòn de la Campania sobre el mediterraneo y su paternidad se la pelean entre los habitantes de Sorrento, de Amalfi y de Capri, que se lo han tramandado de generaciones en generaciones; pero una cosa es más que segura que para hacer un Limoncello original son necesarios los limones de la península de Sorrento y quien tubo la suerte de recorrer esta zona sabe bien el porqué: mar, sol y tantos perfumes mezclados con el aroma y el color de los limones.
Pero bueno, nosotros nos contentaremos de hacerlo con los limones de nuestra zona. Dos cosas serían fundamentales: conseguir limones que no sean tratados con productos químicos y que tengan una cáscara más bien gruesa.

Ahora veamos los ingredientes que nos servirán:
                    4 limones; 400 gr. de azùcar, ½ litro de alcohol puro a 95°; 1 litro de aqua.

Comenzemos con lavar bien los limones, podemos ayudarnos delicadamente con un sepillo. Hay quien usa dejarlos en remojo por unos minutos en agua con una pizca de bicarbonato sódico.  Los secaremos bien e iremos a comenzar con la parte más importante y fundamental para obtener un buen resultado: con un cuchillo bien afilado iremos a cortar solo la parte amarilla de la cascara que pondremos en un recipiente, rigurosamente de vidrio, y encima le volcaremos el alcohol. Mezclamos bien, cubrimos y lo haremos macerar por unos 10 días en un lugar fresco y oscuro.




Cada uno tiene su idea de como cubrir el recipiente: quien elige un recipiente con cierre hermético; quien lo cubre con un paño y quien con el film de plástica.
Cualquiera sea el modo lo importante será agitar, una vez al dìa, la infusión. Veremos que cada dìa que pasa el alcohol se volverá siempre más amarillo y nuestros limones siempre más blancos.
Pasado los 10 días lo iremos a filtrar y prepararemos el jarabe:
Haremos hervir el litro de agua e iremos incorporando los 400 gr de azùcar revolviendo hasta cuando no se derretirá completamente, apagamos el gas y lo dejamos enfriar.
A este punto mezclaremos lentamente el alcohol filtrado con el agua y azùcar preparado y lo haremos amalgamar bien. Con la ayuda de un embudo, embotellaremos nuestro licor que dejaremos descansar por una semana siempre en un lugar fresco y oscuro.

Pasado este tiempo tendremos finalmente nuestro limoncello listo para ser bebido, el consejo es de ponerlo en la heladera o nevera (como la llamen) algunas horas antes: el limoncello va bebido bien frío.

Si me permiten otro consejo, dejen alguna copita de aparte que les servirá, junto con la crema de limoncello que les enseñaré y las frutillas que han obtenido, para hacer una rica receta que les daré más adelante!!!
Cin Cin.

12 agosto 2013

Anchoas o boquerones en adobo fritos

  la identica ricetta in Italy icon
Dado que las anchoas que he comprado eran verdaderamente frescas, he comprado una grande cantidad... y más allá de condimentar con ellas los espaguetis, he hecho contento, por una vez, a mi marido al cual le gustan fritas, e hice contenta a mi también que las prefiero rebozadas.


 Para esta receta nos servirá:
Anchoas o boquerones frescos,  huevos, harina, sal y aceite para freír.

Antes de todo iremos a abrir a libro nuestra anchoas, cortando la cabeza, pero no a cercén, de manera tal que lograremos quitar junta a ella los interiores y a este punto, abriéndolas a mitad, delicadamente quitaremos la espina central y la cola.  
Una vez abiertas todas iremos a preparar la masa para rebozar. En un recipiente batiremos los huevos con una pizca de sal y despacito despacito iremos agregando la harina, teniendo cuidado que no se formen grumos, hasta darle consistencia. A esto punto le agregamos un ùltimo ingrediente, difícil de elegir cual.... cada uno tiene su proprio secreto para que, mientras se freirán, la masa se infle.....
Yo normalmente agrego un buen medio vaso de agua efervescente bien fría o de cerveza siempre muy fría y todavía otro poquito de harina hasta cuando se obtenga una masa corposa. Hay quién usa levadura en polvo o directamente la harina luedante......... y quién más sabe más diga...( se usa esta expresión??) a ustedes la ardua elección.
Ahora pondremos una sartén con el aceite sobre el fuego, y apenas será bien caliente sumergiremos delicadamente nuestras anchoas rebozadas y, ayudándonos con una cuchara,  vertimos inmediatamente en la parte superior del anchoa  ese poco de masa que queda en su cavidad. Damos vuelta casi en seguida así se inflarán.
Yo normalmente las hago escurrir en un colador metálico a red, he visto que poniéndolas sobre el papel absorbente tienden a aplastarse. 

Un consejo, si mientras preparan la masa para rebozar se les ha escapado demasiada harina y se ha puesto dura, ningùn problema: agreguen otro poco de agua o de cerveza; naturalmente agreguen harina en el caso sea demasiado líquida. 
A este punto una buena ensalada y.......

BUON APPETITO!!!!!
Me preguntan: y las anchoas fritas de mi marido? ...... No las he fotografiado!!!  

Spaghetti con anchoas

la identica ricetta in Italy icon
Con el calor que hace, lo que se necesita es un plato veloz y fresco, donde uno no tenga que tener las hornallas encendidas por mucho tiempo......yo generalmente en dìas como estos hago la pasta frìa en cada variante posible, pero hoy  encontré estas bellìsimas anchoas frescas y no he podido resistirles....
Y entonces a trabajar.

Para este plato nos sirven:                       Spaghetti,  anchoas frescas,  ajo, perejil, aceite y a quién le gusta el ajì picante.







Veamos de proceder con la preparaciòn:

Como primera cosa iremos a abrir las anchoas como si fueran un libro, quitando la cabeza con la espina central y sus interiores. Las iremos a desmenuzar y a parte picaremos el ajo y el perejil que iremos apenas a sofreìr en una sartén con el aceite, y podremos agregar el ajì picante cortado en pedazos. ( Esta operaciòn la haremos poco antes que los spaghettis estén cocidos, para evitar que el aceite se enfrìe.)
 Mientras tanto habremos puesto a hervir en una cacerola el agua donde cocinar los espaguetis que condimentaremos con esta salsa.

Dos pequeños consejos:
Primero: no hagan sofreìr demasiado las anchoas, de lo contrario se secarán.
Segundo: cando cuelan la pasta conserven un tantín de aguad de coctura que les servirà para rendir el todo mucho màs suave y .....................
BUON APPETITO!!!!