24 diciembre 2017

cañones abruzzeses rellenos con nutella y crema pastelera

la identica ricetta in Italy icon



He siempre creído que la Navidad hubiese tenido que ser un momento mágico donde poder estar unidos todos juntos serenamente y felizmente .... Un momento mágico de vivir intercambiándonos sentimientos , donándonos atenciones y pensamientos colmos de nuestro afecto....
Mientras muy a menudo la realidad choca con este credo mio y con lo que Charles Dickens y su Cántico de Navidad me han hecho siempre soñar.
De consecuencia en estos días lucho mucho contra la realidad de la vida y, aunque si es solo por pequeños instantes, me deslumbro en la magia de los pequeños gestos... como estos cañoncitos, de los cuales les digo los ingredientes que nos sirven:


Para la masa: huevos 3; harina 350 gr; azúcar 100 gr; aceite de oliva 60 gr; bicarbonato de sodio 1 cucharita; aceite para freír.

Para rellenar: nutella y crema pastelera 
Facultativo: chocolate en barra o cacao amargo.
Como también es muy facultativo este primer paso, que en cambio para nosotros ha sido muy representativo: nos hemos divertido y entusiasmado tanto reviviendo momentos de la infancia de mi marido, cuando para preparar los cañoncitos se utilizaban, en lugar de los modernos conos metálicos, las cañas .... 
Recreando así nuestra atmósfera Navideña.....


Si tienen la suerte de encontrar las cañas comunes, el cual nombre botánico es "Arundo Donax", (para entendernos mejor sin crear confusión), extraigan unos cilindros de 2 cm de diametro cortándolos de unos 13 cm de largo.
A fin de que estén listas para nuestro utilizo las freiremos antes en aceite hirviendo de modo tale que se impregnen bien y eviten que la masa se pegue.


Mezclamos los huevos con el azúcar; agregamos luego el aceite y el bicarbonato y por último incorporamos lentamente la harina amalgamando bien. Transferimos todo sobre la mesada y amasamos hasta obtener un panecillo blando y homogéneo.
Después de haberlo dejado descansar por unos 10 minutos, cortamos el panecillo en pedazos que iremos a extender con el auxilio del palo de amasar o de la maquinita. La masa debe ser sutil unos 2 mm, de largo unos 9 cm y de ancho debe ser más corta de la caña de manera contrario será muy difícil después desfilar.
Arrollamos la masa al rededor de las cañas, en su lugar irán muy bien los conos metálicos que habremos enmantecado, y haremos presión en las junturas, en caso contrario se podrán abrir durante la cocción.


Freímos en abundante aceite hirviendo dejándolos dorar todo al rededor; los colocamos uno a la vez sobre papel absorbente y una vez enfriados desfilamos las cañas o los conos metálicos.



Último paso: Para que nuestros cañones sean bicolor los rellenaremos de un lado con la crema pastelera mientras, la otra mitad del cañoncito, lo rellenaremos con la nutella; esta última, según nos agrade, podemos sostituirla con la crema pastelera a la cual habremos agregado el chocolate o el cacao amargo. Espolvoreamos con azúcar impalpable y.....

BUON ESPÍRITU NATALICIO A TUTTI!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario