15 noviembre 2016

níspero japonés - eriobotrya japonica

se vuoi leggerlo in Italy icon

El otoño no es solo un dulce letargo es también un silencioso, discreto y delicado florecer a la vida....
En el jardín resalta, entre tantas plantas ya despojados o prontos a serlos, mi níspero, eriobotrya japonica, cargado de flores que anuncian dulces frutos de gustar, en plena primavera, en abril-mayo.
A diferencia del níspero común, Mespilus Germanica, cuales frutos se recolectan ya en este periodo aún un poco acerbos y dejados madurar en la paja.

 Los frutos del níspero japonés son de dimensiones más pequeños respecto a aquellos del níspero común, son más alargados y tienen un color amarillo oro.
Para gozar de toda su dulzura, evitando aquella fea sensación astringente, deben comerse cuando son completamente maduros, o sea una vez que los grandes cuantitativos de tanino se han transformado en azúcar.      

Los frutos del níspero tienen muy pocas calorías siendo compuestos por la mayor de agua. Pero en sí encierran las vitaminas A, B y C más allá de los sales minerales. Es gracias a estas propiedades que los nísperos son aconsejados en caso de excesiva sudoración para reintegrar sea los líquidos que los sales minerales. Además los nísperos son indicados en caso de gastritis, para regularizar las funciones intestinales y también para limpiar las vías urinarias.

Variado es su utilizo en cocina donde, más allá de la simple mermelada, de helados y de distintos dulces, optimo el tiramisù!!, se presta para preparar ensaladas y para abinar con pescados o carnes blancas. Sus semillas no vienen desperdiciadas y con ellas se preparare un licor, el Nespolino y......
de todo esto lo hablaremos en mayo!!!!      

No hay comentarios.:

Publicar un comentario