21 noviembre 2016

evónimo - euonymus europaeus

se vuoi leggerlo in Italy icon

.....y mientras caminas distraídamente te impresionan las tintas insólitas para esta temporada; unos colores así tan luminescentes de dejarte inmóvil a observarlos....... y de olvidarte de todo lo demás gozando de tanta belleza. Comprendiendo muy bien que también el bonetero, come comunmente se llama, no sale indemne a las reglas de la vida:
sus flores son tan modestas que no dejan absolutamente presagiar el contenido que tienen guardadas.
Te sorprenden doblemente porqué sabes que tanta vistosidad es muy venenosa!!! como todas sus otras partes. Contienen un alcaloide tóxico y es suficiente ingerir solo dos o tres de estas semillas anaranjados para tener considerables malestares físicos. Más allá de las consecuencias purgativas y a los ataques de vomito, pueden provocar trastornos cardíacos o neurológicos hasta llegar a causar la muerte, si se han ingerido más semillas. Motivos por los cuales los niños deben tenerse muy a lo lejos de esta planta.
Sin embargo de los frutos del evónimo se nutren tantos pájaros, entre los cuales los petirrojos y los paros o carboneros comunes que son atraídos también ellos por sus espectaculares colores.




No he resistido a recoger dos ramos y, después de haberme informada muy bien me apresto a intentar su reproducción, dado que no es muy simple encontrar esta planta en comercio.
Por ahora dejaré en letargo, por todo el invierno, las semillas en una mezcla de arena y turba que mantendré levemente húmedo.
Fundamental será tener la cajón, donde los he colocados, al abierto de modo tal que el frío favorezca su reproducción.
Me auguro de encontrarlos en buen estado esta primavera cuando deberé enterrarlos y por ahora.....
DULCES SUEÑOS!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario