22 junio 2016

perejil, siembra, cuidado y propiedades

se vuoi leggerlo in Italy icon
Si aún no han logrado sembrar el perejil, no se desanimen, están todavía en tiempo para iniciar esta aventura, aunque porqué inician los días apropiados de luna menguante para sembrarlo.
Les aconsejo pero de comprar algunas plantitas que han ya crecido para poder utilizar en tiempos breves, dado que sembrándolo ahora podrán recolectarlo solo en los próximos meses.
El perejil, junta a la albahaca no puede absolutamente faltar en ninguna casa; tengan cuenta que, siendo una planta que no tiene muchas exigencias, crece perfectamente también en las macetas que podrán colocar en lugares asolados de vuestro balcón. De verano, cuando el calor se hace sentir busquen un espacio a media sombra.



Si en cambio tienen un huerto coloquen también algunas plantitas de perejil entre las plantas de tomates, de berenjenas y de pimientos, estas no solo estimularán el crecimiento de estas hortalizas sino también tendrán lejos la mosca blanca y los pulgones.

El perejil común o Petroselinum hortense es una planta muy aromática con hojas pequeñas de color verde oscuro y profundamente divididas; conocida en todo el mundo es muy utilizada en la cocina. Ya en la antigua Grecia venía utilizado para decorar las comidas para ofrecer y además, con las hojas, venían preparados ramilletes para decorar las mesas o se hacían también guirnaldas para coronar la cabeza de los invitados más importantes.
El perejil va recolectado y usado en el momento para evitar que pierda su aroma. Agréguenlo, a vuestros platos, siempre al final de la cocción y a crudo para obtener el mejor resultado.

Esta planta, como el cebollino y la albahaca, se pondrá grande tanto cuanto tallos iremos a recoger.
Para hacer esta operación cortaremos el tallo lo más posible cercano al terreno de modo tal que se dejará el lugar a otros tallos para crecer.
Además para hacer crecer las plantitas, más allá que enterrarlas apenas comienzan a poner las primeras hojas (optimo el humus rico de sustancias orgánicas), deberemos regar las plantas casi todos los días tratando de mantener el terreno constantemente húmedo, evitando pero que el agua se estanque.
No tendrán necesidad de ser abonadas.

Hacia fines de su ciclo vegetativo la planta del perejil generará un tronco central donde en su ápice surgirán las flores a forma de umbela que sucesivamente nos regalarán las semillas para nuestras futuras plantitas.

Sembramos, siempre con luna menguante, en lugar protegido de enero a marzo en almaciga, colocándolos debajo del humus a una profundidad de 1-2 cm. El humus deberá estar en modo uniforme y constantemente húmedo, pero no empapado onde evitar el crecimiento de hongos. Para regar usen un pulverizador hasta cuando comenzarán a brotar, alrededor de 2-3 semanas.

En los meses sucesivos la siembra puede realizarse al abierto sea en macetas que en plena tierra; consideren que generalmente podrán comenzar a recoger el perejil después de unos 70-80 días del sembrado.



Si es verdad que desde la antigüedad el perejil ha sido honrado en la cocina, tendremos que esperar los inicios de nuestro siglo para que los herboristas descubran las virtudes oficinales de sus hojas, de las semillas y de las raíces.
El perejil es eficaz contra la acidez de estomago, en la ictericia. Es digestivo, estimulante, útil contra la inapetencia y siendo diurético es indicado para la retención hídrica y en las prostatitis.
Sus hojas son útiles para curar contusiones, plagas y úlceras y para calmar el dolor de los picazones de los insectos.
Única contraindicación es que debe ser usado con moderación porqué elevadas dosis pueden provocar graves daños internos, causando hasta la muerte. Lo saben muy bien las mujeres que usaban su tisana para abortar..... otra propiedad de esta planta; por esta razón se aconseja a las mujeres grávidas de no utilizarlo.
Guantes a la mano y Buen Trabajo!!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario