23 junio 2015

Nocino, 23-24 junio noche mágica entre fogatas, hierbas y flores

 se vuoi leggerlo in Italy icon
Hemos llegado a la noche mágica del 23 junio, la noche de San Juan Bautista: una noche que desde hace siglos es rica de ritos, de credencias populares, de leyendas, de tradiciones, entre sacro y profano.....la noche de las brujas que se reunían alrededor de una planta de nueces para celebrar sus ritos y preparar filtros de amor; la noche donde vienen recolectadas las hierbas y las flores para preparar el agua de San Juan que, dejadas a macerar debajo del rocío de esta noche, venía usada por las mujeres para lavarse, come elixir de belleza y para ahuyentar las enfermedades.
La noche en la cual venían recolectadas las nueces para preparar el "nocino" (licor aromático típico italiano) :

las nueces venían recolectadas por una virgen que, descalza, se trepaba por el árbol y elegía las nueces más bellas y sanas, arrancándolas con las manos sin dañar la cáscara tierna. Las nueces venían dejadas toda la noche bajo el rocío y, al surgir del sol, las mujeres las colocaban en infusión.....este es el periodo perfecto: cuando el fruto no está todavía maduro y el ruezno es verde y tierno, para poder ser cortado fácilmente. La tradición quiere que no vengan usados utensilios de metal, que irían a desgastar sus propiedades, oxidándose y marchitando antes.
Y hasta aquí están todos de acuerdo, mientras para las cantidades y la preparación cada uno tiene su modo de hacer.....Les cuento como lo he hecho yo:

Nueces verdes 31-33 (tienen que ser dispares); alcohol 95° 1 litro; canela 1 pedazo de rama; clavos de olor 10 más o menos; azúcar 500 gr.



Después de haber cortado las nueces, con el auxilio de un cuchillo de cerámica, las iremos a machacar levemente en un mortero de madera o de piedra antes de ponerlos en un recipiente de vidrio en el cual volcaremos el alcohol y le agregaremos la canela y los clavos de olor. A gusto se le puede agregar cáscara de limón.
Cerramos muy bien el frasco, agitamos y lo colocamos en un lugar oscuro por 40 días, recordándonos de agitarlo todos los días.
El 3 de agosto iremos a filtrar el licor y le agregaremos un jarabe preparado con 500 gr.de azúcar y 300 gr. de agua caliente. Mezclamos bien y embotellamos en botellas oscuras dejando descansar todavía en la oscuridad hasta el 3 de noviembre.

Si después creen en las viejas supersticiones y tienen ganas de hacer un paseo en los campos recojan un ramillete de hierbas de San Juan, más bien conocida como hipérico, para tener lejanos los espíritus malignos; en cambio contra las desventuras recojan 24 espigas de trigo y consérvenlas por un año y...
buena danza debajo de la luna creciente!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario