06 junio 2015

almohadilla de carozos de cerezas

 se vuoi leggerlo in Italy icon
Contra los dolores reumáticos entre los cuales la cervical, también para la sinusitis; las cólicas y los dolores abdominales no hay cura mejor, para calmar los dolores, del "calor" a pacto pero que sea un calor seco: la bolsa de agua caliente es, inversamente, la cura peor!!

Tiempo atrás he descubierto los beneficios de la "sal caliente" que me ha ayudado a pasar serénamente tantos días invernales de humedad, y ahora mis fastidios están sacando provecho de una "receta de la abuela", remedio antiguo y siempre eficaz: los carozos de cereza que, una vez calentados, emanan lentamente todo el calor que han acumulado hasta por una buena hora.
He visto que se venden desde varios años en comercio, pero si tenemos ganas de dedicarnos en actividades manuales y al mismo tiempo ocuparnos de reciclar, no es que se necesita mucho para hacerlos uno mismo.
Aunque porqué no nos sirve otra cosa que:

carozos de cerezas y tela.
Para las cantidades todo depende de cuantos carozos consiguen poner de aparte, en base a ellos se van a dar una idea para la medida de la almohadilla o de las almohadillas.
    
Si ha preparado la gelatina di cerezas o la mermelada en cambio de tirar los carozos será suficiente lavarlos, hacerlos hervir por unos diez minutos, secarlos y frotarlos con un repasador, de modo tal que pierdan todos los eventuales residuos de la pulpa que hayan quedado pegados, colocarlos sobre una bandeja de cartón y exponerlo al sol hasta cuando no se sequen completamente.


 

 Ahora están listas para recrearse con vuestra fantasía para realizar las almohadillas, de distintas medidas entre ellas también, en base a la necesidad: utilizando telas de algodón o de lino ( sobre estas una vez se hacían bordados!!) a las cuales hacer simples costuras laterales, dejando abierta la parte superior que cerrarán con un cierre o con los comunes ganchitos o los botones automáticos. Esta atención les servirá para poder quitar los carozos en el momento en el cual irán a calentarlos, operación que se puede hacer todas las veces poniéndolos a calentar 6-7 minutos en una sartén sobre el fuego o en el horno, la cosa importante es que la llama sea baja para evitar que se quemen.
En alternativa y mucho más sencillamente se puede poner directamente la almohadilla sobre el radiador o en el horno a microondas por 1-2 minutos y.....
......ahora debo probar el efecto inverso poniéndolo en el congelador por 30 minutos, dado que he leído que muy bien puede ser utilizado frío para las contusiones, insolaciones, distorsiones y.....
BUEN ALIVIO!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario