18 julio 2014

Bolsitas y almohadillas perfumadas a la lavanda

se vuoi leggerlo in Italy icon
Creo que no hay planta con más recursos de la lavanda, o quizás como he ya dicho es la flor que más profundamente llevo dentro de mi corazón.
Ha sido proprio mi madre que me ha transmitido esta pasión y esta enseñanza que yo continuo a llevar adelante en los años y adentro de mi, sintiéndola siempre cercana.
 Es desde cuando ero chica que me llenaba los placares con las bolsitas, hechas por ella, para perfumar los vestidos, pero no faltaban ni siquiera adentro de los cajones; las conservo todavía, y más allá todos estos años perfuman todavía.....

Un consejo que les doy, para las bolsitas y almohadillas, es de moverlas, aplastarlas, frotarlas cada tanto, de esta manera la esencia del perfume volverà a sentirse con intensidad.


Si hemos visto como hacer para obtener las flores de lavanda, a esto punto es solo cuestión de fantasía para realizarlos.
No es ni siquiera necesario saber coser; si queremos aprovechar para hacer un buen reuso creo que todas estamos más que provistas. Aquì en Italia es muy comùn regalar bomboneras a cada ocación, que nos da mucho material: tul, pañuelos, bolsitas, cintas......

Serà suficiente poner un buen puño de flores al centro, cerrar y rodar con cintas, atándolas bien fuerte; si queremos, a la extremidad de la cinta, haremos un nudo de modo tal que se pueda colgar en el placar o en una percha.

Si en cambio tienen grandes habilidades manuales, pleno espacio a la fantasía: se pueden hacer unas almohaditas de toda forma y medida, con telas coloradas que coseremos a los 4 lados o también creando una abertura en la parte superior; o también unos porta bolsitas al croché, y.........  
       

Como son las de ustedes????

No hay comentarios.:

Publicar un comentario